Tener casa propia es el sueño de millones de familias que ven en este propósito una oportunidad de crecimiento y realización personal. Por eso, hemos acompañado a los hogares colombianos en su meta de comprar vivienda, apoyándolos con el aporte en dinero que entrega Cafam a sus afiliados.

 

El subsidio de vivienda busca facilitar la adquisición de un inmueble nuevo, construir en un lote vacío o mejorar una vivienda de interés social ubicada en un sector urbano o rural; este aporte se otorga una sola vez al beneficiario sin importar si este cuenta con ahorros previos.

 

 

Requisitos para postulación a subsidio de vivienda:

 

1. Estar afiliado (a) a Cafam.

2. Postularte como hogar unipersonal o con tu grupo familiar.

3. Los ingresos totales mensuales de tu hogar unipersonal o de tu grupo familiar no deben superar los 4 SMMLV.

4. No debes ser propietario de una vivienda.

5. Ninguno de los miembros de tu grupo familiar puede tener vivienda propia.

6. No debes ser beneficiario de un subsidio de vivienda.

7. Debes presentar una carta de preaprobación de crédito hipotecario.

8. Debes presentar la carta de adjudicación a la constructora y ¡Estrena vivienda!

 

Recuerda que, para la pre-postulación, el proyecto de vivienda debe contar con licencia de construcción. Además, es de vital importancia que tengas en cuenta que los subsidios se materializan al momento de la aprobación del crédito hipotecario. Por eso, debes estar a paz y salvo con los bancos y no estar reportado ante las centrales de riesgo.

 

Para no olvidar: 

Existen otras alternativas que puedes utilizar para tener casa propia; una es el subsidio concurrente que consiste en que los hogares colombianos unan el subsidio que entregan las cajas de compensación familiar para compra de vivienda nueva con el subsidio entregado en el programa Mi Casa Ya.

 

Otro subsidio al que puedes acceder es al de mejora y construcción; esta modalidad permite al hogar del afiliado construir o mejorar un predio de su propiedad o de un miembro del grupo familiar ubicado en el sector urbano o rural.

Los subsidios de vivienda son un beneficio y un salvavidas para materializar el deseo de tener casa propia, porque sabemos el valor de tener un espacio para compartir en familia.

 

¡Con Cafam te ayudamos para que tengas el hogar que tanto deseas!

Agenda tu asesoría aquí